¿Por qué sufrimos el efecto rebote en las dietas?

Mucha gente, por desconocimiento o incluso con conocimiento, se decide por seguir una dieta milagro para adelgazar, ya sea de las que nos limitan a muy pocas calorías, las que nos limitan algún grupo de alimentos, o las que nos hacen estar días y días sin comer a base de una bebida extraña, que promete pérdida de peso rápida. Y no se equivocan porque perder, pierdes, pero lo que no sabes es cómo y por qué lo pierdes.

images

 

 

 

 

 

Lo primero a tener en cuenta es que si de estar comiendo 3000 0 4000 kcal al día, aquí tienes que pasar a comer 1200 o 1500 kcal, ese cambio drástico, ya te obliga a cortar mínimo a la mitad la ingesta que estabas teniendo, y empiezas a perder peso de una manera drástica, luego, están las que eliminan de la dieta algún grupo de alimentos, generalmente hidratos de carbono y grasas, y también perdemos peso.

Y claro, todos contentos, viendo como la báscula va perdiendo kilos, la ropa nos queda grande y nos vemos más delgados.

Pues vamos a ver de dónde viene esa pérdida de peso y por qué

El cuerpo se acostumbra a una forma de comer, que evidentemente no es la adecuada, ya que nos ha puesto en un sobrepeso, y al cortarle de golpe la comida se ve en peligro, y empieza a perder peso, pero porque empieza a eliminar agua, empieza a quemar músculo, pero almacena grasa. ¿Y eso por qué ocurre? Porque el cuerpo se está defendiendo, está en estado de alerta y como no sabe cuándo va a tener alimento y si ese alimento va a ser necesario, tira de reservas como el agua y los músculos para sobrevivir y acumula grasa para tener energía. El cuerpo está en modo alerta y baja el rendimiento, y empieza a quemar menos energía de la debida.

Al llevar una dieta tan estricta y con falta de nutrientes, estamos en una constante ansiedad, apatía, falta de energía, dormimos peor y cuando decidimos saltarnos la dieta, o dada por terminada, volvemos a comer lo que comíamos antes, nos damos atracones de esos alimentos que nos chiflan y dejamos de cuidarnos y de hacer deporte. Y rápidamente volvemos a recuperar los kilos que perdimos, y volvemos a empezar de nuevo con otra nueva dieta milagro.

Cómo evitar recuperar el peso perdido

Lo primero a tener en cuenta es ver que es lo que comemos mal, y que alimentos hay que limitar, lo segundo llevar una dieta que nos porte unas 200 kcal menos cada día para ir perdiendo peso de una manera gradual, para eso hay que tener en cuenta cuantas kcal nos hace falta cada día, hay que saber cual es el metabolismo basal, masa muscular, de grasa, actividad diaria, etc. unos datos imprescindibles que nos darán una suma total de calorías, que son las que necesitamos para mantenernos en el peso que tenemos, y de ahí le vamos a restar unas 150 kcal, para estar faltos de calorías y perder peso de una manera gradual. No hay que perder más de 1 kg a la semana, los estudios an demostrado que es el máximo para que sea una perdida sana.
La dieta debe ser variada, que nos aporte todos los grupos de alimentos, para estar con una buena salud, y no tener carencias nutricionales.

Al estar en nuestro peso deseado, debemos tener durante unos 3 meses una dieta que nos mantenga en el peso que estamos, son dietas de mantenimiento, pasados esos 3 meses el cuerpo memoriza el peso y lo mantenemos con mucha más facilidad, por eso las dietas que nos prometer una rápida perdida de peso, no son efectivas y volvemos a recuperar el peso perdido.

A si que ya sabéis, cada cuerpo es un mundo, tenemos que tener una dieta adecuada a cada uno y practicar deporte habitualmente.