Muy Buenas Familia de Metodo Enforma! hoy os traemos conocimiento clave a la hora de conocer nuestro somatotipo (tipo de cuerpo) con sus ventajas y desventajas ya que en futuros post hablaremos de cada somatotipo especificando entrenamiento y alimentación de cada uno.

En cualquier caso, conocer nuestro somatotipo predominante puede ayudarnos a la hora de elegir un deporte o un entrenamiento adecuado.

  • Endomorfos: su estructura ósea suele ser grande y fuerte, con hombros y caderas anchos. Ventajas: tienen facilidad para ganar masa muscular. Por lo general son buenos en deportes de fuerza. Desventajas: también tienen facilidad para almacenar más grasa.
  • Mesomorfos: sería el tipo de cuerpo deseado por aquellas personas que practican fitness, por ejemplo. De forma natural, su cuerpo está dibujado en forma de V, con los hombros anchos y la cintura más estrecha. Ventajas: tienen facilidad para ganar masa muscular y no ganan grasa fácilmente. Desventajas: no muchas, ya que les es sencillo ganar o perder peso y grasa a voluntad.
  • Ectomorfo: su estructura ósea es fina y ligera (incluso débil) y suelen ser personas altas y delgadas, con largas extremidades. Ventajas: no tienen predisposición para almacenar grasa. Desventajas: No les es fácil ganar masa muscular. Es el somatotipo ideal para atletas de resistencia, por ejemplo maratonianos.

 

 

 Para saber a qué somatotipo perteneces puedes ponerte frente al espejo y evaluar el ancho de hombros y caderas. Piensa también qué es lo que más te cuesta: ¿ganar peso o perderlo? Más o menos puedes hacerte una idea de tu somatotipo aproximado, ya que nunca solemos ser 100% un solo somatotipo si no que somos mezclas de los tres.